cerrar

Por ti

Clases Online

Para nosotros, tú eres lo más importante

Debido a la situación global que atravesamos a causa del COVID-19, en Sport City ponemos a tu disposición nuestras clases virtuales para que sigas entrenando desde casa.

Disfruta y manténte pendiente de nuestras redes sociales y la app.

Encuentra #TUMANERA

Descarga aquí tu calendario

Blog

Blog

Por ti

Nutrientes clave durante el embarazo

Destacado

Sabemos que el embarazo es una etapa de la vida a la que se le tiene que poner mucho énfasis en lo que comes, ésto definirá la esperanza y calidad de vida de tu bebé y por su puesto de ti.

 

Es por esto que a continuación te comparto aquellos nutrientes a los que le tienes que poner especial atención para lograr un término exitoso:

Hidratos de carbono:  son la principal fuente energética para el feto. Existe una relación entre su consumo, principalmente integrales y una menor probabilidad de recién nacidos de bajo peso. Por el contrario, un elevado consumo de bebidas y alimentos con azúcar refinada aumenta las probabilidades de un bebé de bajo peso. (Los carbohidratos están en cereales, frutas y verduras).

Proteína: debido a la síntesis de nuevos tejidos materno fetales, las necesidades están incrementadas (provenientes de huevo, carnes magras, pescado, leguminosas).

Los ácidos grasos esenciales: intervienen en el crecimiento placentario y fetal, siendo el ácido docosahexaenoico (DHA) necesario en el desarrollo visual y neurológico del bebé. (Lo podemos obtener a partir del consumo de pescado o la suplementación de Omega 3).

Hierro: si está disminuido se asocia con depresión materna, riesgo de bajo peso al nacer y función cognitiva disminuida en la infancia. Por otra parte, su exceso se ha relacionado con hiperviscosidad sanguínea y alteraciones neurológicas fetales; (las proteínas de origen animal, las leguminosas y las verduras de hoja verde son los alimentos que más lo contienen).

Calcio: interviene en la mineralización ósea fetal y su carencia está relacionada con osteopenia, calambres musculares y preeclampsia (elevación de la presión arterial en el embarazo). La recomendación de consumo para madres con ingestas adecuadas (tres lácteos/día). (Los lácteos como yogur y leche son la principal fuente o las almendras y charales).

Zinc: interviene en la defensa antioxidante y función neurológica e inmune y su deficiencia está relacionada con inmunidad deteriorada, preeclampsia y Diabetes gestacional. (Lo contiene el huevo, las semillas y los mariscos principalmente).

Selenio: posee actividad antioxidante y su deficiencia al día está relacionada con aborto, daños en los sistemas nervioso e inmunológico fetal y en el desarrollo neuropsicológico del bebé. (Lo encuentras en pescados, mariscos, carnes rojas).

Ácido fólico: interviene en numerosas reacciones del ADN y su suplementación reduce el riesgo de parto prematuro y morbimortalidad infantil. 

Vitamina A: interviene en el desarrollo ocular y del esqueleto fetal y su deficiencia está relacionada con parto prematuro, siendo la principal causa de ceguera prevenible en el mundo. (Lo enccuentras en vegetales de color rojo y naranja).

Vitamina C: presenta acción antioxidante; sus necesidades son mayores en madres fumadoras. Su deficiencia está relacionada con parto prematuro, eclampsia y mayor riesgo de infecciones respiratorias. La suplementación mejora la función pulmonar del bebé y disminuye la incidencia de sibilancias al año de edad. (La puedes encontrar en alimentos cítricos).

Vitamina D: interviene en la función inmune y el desarrollo esquelético fetal; estados deficitarios se relacionan con Diabetes gestacional, preeclampsia, y depresión postparto. (Proveniente del huevo y los lácteos).

Vitamina B12: interviene en la síntesis y metilación del ADN y es necesaria en el desarrollo neurológico del bebé. Su deficiencia se ha asociado con bajo peso al nacer y disminución del rendimiento cognitivo en el niño. (Está en el huevo, las carnes rojas, la sardina, el atún y los lácteos).

Ahora que ya conoces cuáles son los nutrientes clave, recuerda que si la madre no cubre con la ingesta recomendada será el médico quien determine si se debe o no suplementar, ya que el exceso de consumo podría traer consecuencias para ambas partes. Recuerda que no se trata de comer doble sino comer bien.

Noticias

Suscríbete para recibir nuestras
novedades en tu correo

Sport City 2020® Powered by BUQ

Entrena sin costo ahora